Algunas enfermedades y la peste diezmaron a la población europea al final de la Edad Media; sin embargo, la elevada natalidad permitió un aumento de la población, que, en 1500, rondaba los setenta millones de habitantes, se volvió a los niveles de población anteriores a la peste negra de 1348. La población era fundamentalmente rural, aunque empezaba a producirse la emigración a las ciudades, esto trajo como consecuencia una serie de transformaciones económicas y sociales.


EUROPA A MEDIADOS DEL SIGLO XIV






external image europaamediadosdelsigloxiv.jpg










Propagación de la Peste Negra en Europa.